Please see ProMach's Official Coronavirus (COVID-19) update.

Industria de productos de cuidado personal

¿A dónde se dirigen las operaciones de empaque del futuro? ¿Cuáles son sus mayores retos?

Nuestros clientes en la industria de productos para el cuidado personal comparten continuamente con nosotros los desafíos que enfrentan y las oportunidades que ven dentro de su industria. Muchas de estas empresas buscan aumentar la producción y hacer crecer sus negocios, tanto en Estados Unidos, como a nivel mundial. Una de las tendencias emergentes para compañías Fortune 500, en sectores como el de higiene personal, incluye contar con maquinaria de empaque más integrada. Su objetivo es mejorar el equipo convencional para soluciones tecnológicamente más avanzados que no solo reducen los tiempos de cambio y otros factores humanos en plantas que entran en juego miles de unidades de inventario y distintos tamaños de cajas, sino también para hacer seguimiento a las funciones y vincular el monitoreo operativo de nuevo a un eje central.

La industria del cuidado personal exige a los fabricantes controlar la calidad de sus productos desde el origen hasta su llegada al estante para evitar defectos o devoluciones por daños. Esto significa que los gerentes de ingeniería y plantas tienen una carga cada vez mayor de responsabilidades. Tienen que gestionar un número cada vez mayor de referencias de productos y la programación de varios productos se ejecuta en una sola línea de embalaje. Tienen que revisar el consumo de energía, el tiempo de inactividad, los cambios y los índices de desperdicio. Se espera optimicen los recursos valiosos hallando formas de maximizar la producción y la eficacia operativa.

La carga que representa la proliferación de unidades de inventario es un reto comúnmente citado en la industria del cuidado personal y sus efectos sobre la producción son a menudo subestimados. El crecimiento referencias de productos puede tener los siguientes impactos importantes en las plantas:

  • Agotando el espacio en las plantas.
  • Se requiere más mano de obra para realizar la misma cantidad de trabajo.
  • Menor "capacidad" o imposibilidad de entregar a tiempo el producto correcto.
  • Cambios de formato caja más frecuentes, lo que disminuye el rendimiento.
  • Productos y empaques que se disponen en configuraciones de almacenamiento, lo que crean condicione peligrosas de las plantas.

La implementación de equipos de empaque de última generación en la línea de producción puede ayudar a maximizar la flexibilidad de la línea para respaldar la expansión de unidades de inventario y garantizar un producto de calidad, desde el diseño hasta la su llegada al estante.

Las máquinas de ajuste automático de Wexxar, como los modelos WF30 S y 290 S BEL, se construyen con características estándar, como las recetas de cajas previamente establecidas y el monitoreo de las operaciones para ayudar a los clientes a responder a estas responsabilidades. Los beneficios clave de rendimiento incluyen:

  • Seguridad - Los operadores no tienen que acceder al interior de la máquina y se incluyen propiedades adicionales de seguridad.
  • Eficiencia de la operación – rápida puesta en marcha y de cambio entre formatos.
  • Aumento de la productividad - cambio confiable y repetible.
  • Experiencia operativa mejorada – Fácil interfaz de pantalla táctil para el control ágil de las operaciones.
  • Facilidad de cambio - cambios automáticos de tamaño utilizando parámetros del menú previamente establecidos.

Los sistemas de ajuste automático de Wexxar también permiten que los gerentes de producción controlar los sistemas de empaque en una sola fuente, porque estas máquinas se vinculan fácilmente a la programación de la línea existente, para permitir la optimización y el análisis por parte del gerente. Los gerentes de planta pueden controlar específicamente la dinámica de sus líneas de producción, incluyendo los niveles de cintas y la gestión de la velocidad operativa. El ajuste automático de la máquina asegura que los cambios sean confiables. Además, las recetas de la caja permiten a los operadores seleccionar tamaños preestablecidos y empezar a empacar nuevos productos con un número mínimo de cajas de prueba.

La formadora de cajas WF3 S con funciones de ajuste automático cuenta con un diseño compacto y se adapta fácilmente a la mayoría de las aplicaciones de línea de empaque. La máquina dispone de controles de pantalla táctil, un sistema de apertura de la carcasa Pin-and-Dome que garantiza la formación precisa y el plegado la solapa inferior, totalmente bloqueada, lo cual protege a los operadores cuando se accede a la máquina; cambio de formato sin herramientas y una sólida construcción del marco de aluminio extruido.

Los requisitos de aplicación pueden variar entre diferentes industrias y las necesidades de una operación de empaque a otro pueden ser tan diversos, incluidas funciones como el manejo de una caja de gran tamaño, una caja frágil, o la transmisión o la acumulación por demanda, pero la necesidad de cambios confiables y repetibles junto con con el seguimiento y la facilidad de uso son requerimientos universales.

El resultado final es que varias compañías de Fortune 500 están utilizando nuevas tecnologías como el ajuste automático para mejorar en el corto plazo el rendimiento del sistema, la confiabilidad de los cambios entre trabajos y retorno de la inversión. Estas empresas avanzan en la intención de maximizar la flexibilidad de línea y monitoreo para el futuro. La función de ajuste automático ofrece un menor coste de propiedad total.